domingo, octubre 09, 2011

Saber desenmascarar los engaños del diablo...


Otra de las tretas que nos juega el Diablo para impedir que avancemos en la vida espiritual, en la vida de santidad, es la de anestesiarnos, adormecernos, haciéndonos creer que no somos tan malos como podrían pensar algunos y que por lo tanto no hace falta hacer grandes esfuerzos para ir a Dios.

Veamos en qué terrenos se mueve el Diablo para hacernos caer:

- No mirar la miseria del mundo. Hay que ser realistas, nos dice el Diablo, porque no podemos resolver la miseria de todo el mundo. Y nos lleva a pasar de largo, a no interesarnos por nadie y menos por quienes sufren a nuestro alrededor o mueren de hambre en el Tercer Mundo. Y nos vamos encerrando poco a poco en nuestro egoísmo. Y llegamos a decir: “¡Cómo! los pobres son unos perezosos; yo no tengo tiempo de ocuparme de ellos y los que se ocupan de ellos, por lo general, lo hacen para que los vean y digan que son buenas personas o para tranquilizar su conciencia”.

- Creer que basta con ser lúcido. Es decir, que basta para ser bueno con reconocer, de vez en cuando, la propia debilidad y con eso ya basta. No hay que complicarse la existencia con otras cosas. En el fondo el Diablo pretende que sigamos creyendo que estamos bien donde nos hemos instalado. Nos lleva a pensar y a decir que no somos tan malos como los demás, aunque de vez en cuando caigamos como todos, pero que somos mejores que la mayoría de la gente y que por lo tanto ¿para qué hacer más esfuerzos de superación y de lucha contra el mal y el pecado?

- No pensar que un día vamos a morir. Dice Blas Pascal que los hombres al no poder curar la muerte, la miseria y la ignorancia, se las han arreglado para vivir felices sin pensar en ello. Si pensasen que van a morir sus vidas cambiarían, actuarían de otra manera.

Eso es lo que le sucedió a San Francisco de Borja, el encuentro con la muerte le dio nueva vida. He aquí la historia: El año que fue nombrado Virrey de Cataluña, Francisco recibió la misión de conducir a la sepultura real de Granada los restos mortales de la emperatriz Isabel. El la había visto muchas veces rodeada de aduladores y de todas las riquezas de la corte. Al abrir el ataúd para reconocer el cuerpo, la cara de la difunta estaba ya en proceso de descomposición. Francisco entonces tomó su famosa resolución: “¡no servir nunca más a un señor que pudiese morir!” Comprendió profundamente la caducidad de la vida terrena.

Algunos años más tarde, estando enferma su esposa, pidió a Dios su curación y una voz celestial le dijo: “Tú puedes escoger para tu esposa la vida o la muerte, pero si tú prefieres la vida, ésta no será ni para tu beneficio ni para el suyo”. Derramando lágrimas, respondió: “Que se haga vuestra voluntad y no la mía”. La muerte de Doña Leonor, su esposa, ocurrida en 1546 fue un gran dolor para Francisco. El más joven de sus ocho hijos tenía apenas ocho años cuando murió Doña Leonor.

Un tiempo después hizo Ejercicios Espirituales con el Beato Pedro Fabro y decidió entrar en la Compañía de Jesús. San Ignacio de Loyola se alegró mucho de la noticia; sin embargo, aconsejó al duque que difiriese la ejecución de sus proyectos hasta que terminase la educación de sus hijos y que, mientras tanto, tratase de obtener el grado de doctor en teología en la Universidad de Gandía, que acababa de fundar. También le aconsejaba que no divulgase su propósito, pues “el mundo no tiene orejas para oír tal estruendo”. Finalmente, después de estudiar la Teología se hizo jesuita y llegó a ser General de la Compañía.

Pidamos cada día al Señor que nos disponga a saber desenmascarar los engaños del Diablo para ser dóciles a sus planes y poder avanzar por el camino de la santidad.

Con mi afecto y bendición,




Obispo de Calahorra y La Calzada-Logroño

lunes, octubre 03, 2011

Investigan posible milagro del arzobispo Fulton Sheen




1 de octubre, 2011. (Romereports.com) Fue uno de los predicadores más importantes de Estados Unidos, pero también un gran arzobispo y comunicador. Fulton Sheen fue uno de los protagonistas de la televisión americana en la década de los 50.
Han pasado muchos años desde entonces, pero continúa en los medios por su proceso de beatificación. Ahora se está investigando un presunto milagro realizado por su intercesión. Se trata de la curación de un recién nacido. Si se confirma, Fulton Sheen podría ser beatificado.


El supuesto milagro tuvo lugar en Pioria, en Illinois, la misma ciudad donde Sheen fue ordenado sacerdote. Hace un año Bonnie Engstrom y su marido supieron que estaban esperando un bebé y encomendaron a Fulton Sheen pasar un buen embarazo.

A pesar de que fue un embarazo sin complicaciones, los médicos y los padres del niño aseguran que cuando nació, durante 61 minutos el bebé no tuvo pulso. Durante el minuto más largo de sus vidas rezaron a Fulton Sheen y bautizaron al bebé con el nombre de James Fulton. Le realizaron una reanimación cardio pulmonar y su pequeño corazón empezó a latir.

Los médicos les dijeron que quedaría ciego y que su salud sería muy delicada. Ahora, un año después, los padres aseguran que el bebé esta perfectamente.

La familia está convencida de la ayuda de Fulton Sheen. Dicen que es un regalo de este sacerdote, comunicador y ganador de un premio EMMY.

Un tribunal de la diócesis analizará los resultados médicos en Pioria. Si piensa que es un milagro el caso pasará a la Congregación para las Causas de los Santos en Roma, que lo estudiará escrupulosamente antes de pasárselo al Papa para que lo apruebe y convoque la beatificación de Fulton Sheen.

jueves, septiembre 22, 2011

ORACIÓN POR LOS SACERDOTES



ORACIÓN POR LOS SACERDOTES

Omnipotente y eterno Dios, dígnate mirar el rostro de tu Cristo, el
Eterno y sumo Sacerdote y por el amor a Él, ten piedad de tus
Sacerdotes.
Recuerda, oh Dios misericordioso, que son débiles y frágiles
criaturas. Mantén vivo en ellos el fuego de tu amor. Guárdalos
junto a ti para que el enemigo no prevalezca contra ellos y para que
ningún momento sean indignos de su sublime vocación.

¡Oh Jesús! Te ruego por tus fieles y fervorosos sacerdotes; por tus
sacerdotes que trabajan cerca o en lejanas misiones; por tus
sacerdotes que sufren soledad y desolación; por tus jóvenes
sacerdotes; por tus ancianos sacerdotes; por tus sacerdotes
enfermos; por tus sacerdotes agonizantes; por las almas de tus
sacerdotes que padecen en el Purgatorio.

Pero, sobre todo, te encomiendo a los sacerdotes que me son
queridos; al sacerdote que me bautizó, al que me absolvió de mis
pecados; a los sacerdotes a cuyas misas he asistido y que me dieron
tu Cuerpo y Sangre en la Sagrada Comunión; a los Sacerdotes que me
enseñaron e instruyeron, me alentaron y aconsejaron; a todos los
sacerdotes a quienes me ligan una deuda de gratitud.

¡Oh Jesús! Guárdalos a todos juntos en tu Corazón y concédeles
abundantes bendiciones en el tiempo y la eternidad.
Amen.
 
 



Rosario de Intercesión por los sacerdotes y por las vocaciones a la vida sacerdotal y Consagrada



Rosario de Intercesión por los sacerdotes
y por las vocaciones a la vida sacerdotal y Consagrada


Dedicatoria

Dedico este Rosario y ofrezco mi oración, por todas aquellas personas que, con rectitud de intención y pureza de corazón, a semejanza de la familia de Betania: Marta, María y Lázaro, son auténticos amigos, orantes y benefactores de los sacerdotes de Jesús.

Que Dios los bendiga concediéndoles el ciento por uno a ellos y a sus familias.

Padre Gustavo E. Jamut, OMV
23 de Septiembre, 2009
Fiesta de San Pío de Pietrelcina

¡Piensa siempre que Dios lo ve todo.
 Salva las almas orando siempre!
San Pío de Pietrelcina

Introducción

Este Rosario surgió en un viaje de evangelización que realizamos junto a  un querido amigo, en el cual íbamos a compartir el amor de Dios, con nuestros hermanos de la ciudad de Mar del Plata.

En un momento del viaje, cuando comenzamos a rezar los misterios luminosos del Santo Rosario, este amigo oró pidiéndole a Dios que bendijese a los sacerdotes y a los consagrados; y luego, en cada “Dios te Salve”, fuimos intercalando jaculatorias, en las cuales pedíamos que Dios llegase con sus manos colmadas de gracias hasta los sacerdotes y consagrados que nosotros conocemos; así como también le pedíamos que llegase a aquellos que sin conocerlos, él estaba viendo que tenían mayor necesidad de intercesión. 

De este modo, por más de una hora fuimos orando por quienes están viviendo su vocación con gozo, entusiasmo, fervor, fidelidad y alegría; pero también por aquellos que están necesitados de una especial intervención de Dios en sus vidas para recuperar el primer amor y el suave perfume de la unción que recibieron cuando Cristo Sacerdote les confirió por medio de la imposición de manos del Obispo el increíble privilegio de ser sus sacerdotes; así como también por quienes en la vida religiosa, entregaron su corazón al Esposo y su vida al Maestro, por medio de la profesión perpetua de los Consejos Evangélicos.

Finalmente, oramos por los sacerdotes calumniados y perseguidos, por quienes se encuentran sirviendo en lugares de riesgo, por quienes carecen de muchos medios necesarios para llevar adelante la obra evangelizadora, por quienes se sienten solos, abandonados, traicionados, enfermos y por quienes atraviesan toda clase de luchas y dificultades que solo Dios conoce en profundidad.

De este modo, a medida que el automóvil iba devorando kilómetros, nuestra oración se iba extendiendo y experimentábamos en la atmósfera que nos rodeaba en el interior del auto, la alegría del Señor y de su Madre al orar por sus hijos predilectos.

Tal como solía repetir el Santo Cura de Ars, San Juan María Vianney, y que recuerda el Santo Padre Benedicto XVI en la Carta a los presbíteros del mundo, por el Año Sacerdotal: “El sacerdocio es el amor del Corazón de Jesús”. 

Las luchas

“Porque nuestra lucha no es contra enemigos de carne y sangre, sino contra los Principados y Potestades, contra los Soberanos de este mundo de tinieblas, contra los espíritus del mal que habitan en el espacio.”
Efesios 6, 12

Quizás este amor preferencial de Jesús hacia los sacerdotes y consagrados, y la importancia que se sigue de su fidelidad y felicidad en Dios y en su ministerio, sea uno de los motivos por lo cual desde que Jesús llamó a los primeros discípulos, satanás no ha cesado de querer destruir a su Iglesia, atacando de manera particular a los sacerdotes de Jesús. 

Satanás, no pudiendo destruir a Dios, ataca a quienes Nuestro Señor más ama, a sus sacerdotes y consagrados. 

Ellos son el bocado preferido del maligno, por lo cual los ataca por todos los flancos posibles; y por lo que ellos necesitan de la oración de protección hecha, no solo por ellos mismos, sino también por todos los laicos de sus comunidades y por todos los católicos.[1]

El maligno intuye cuales son los dolores del sacerdote que aun no han sido totalmente entregados a Dios.  El “mandinga” olfatea las heridas abiertas y que aún no han sido sanadas del todo.  El príncipe de la mentira da vueltas, buscando los puntos débiles por los cuales él puede entrar con sus tentaciones. 

Y el maligno también sabe como tocar y manejar las cuerdas de los enemigos de Dios y de la Iglesia: los Pilatos, los fariseos, los Herodes, los Judas de ayer y de hoy.  Por lo cual Dios nos advierte por los labios de Pedro: Sean sobrios y estén siempre alerta, porque su enemigo, el demonio, ronda como un león rugiente, buscando a quién devorar.” (1º Pedro 5, 8)

Satanás seguramente también conoce la frase de las Escrituras que ilustra una realidad de vida, que lamentablemente pudimos haber visto o experimentado: Herirán al pastor, y se dispersarán las ovejas del rebaño.” (cf. Mateo 26, 31).

Es por esto, que tanto ayer como hoy, Jesús nos sigue repitiendo a todos: sacerdotes, Obispos, religiosos y laicos: Estén prevenidos y oren para no caer en la tentación, porque el espíritu está dispuesto, pero la carne es débil." (Mateo 26, 41).

Cierto que no podemos pedir no ser tentados.  Las tentaciones forman parte del crecimiento de nuestra vida espiritual y del combate que todos los bautizados tenemos a diario.  Cuando tenemos el propósito de rechazarlas, con la fuerza de Dios y el deseo de ser fieles, ello también es una muestra del amor que sentimos por Jesús, quien nos dice: “Te basta mi gracia, porque mi poder triunfa en tu debilidad”. (2º Corintios 2, 9)

Si Jesús hubiera querido liberarnos de las tentaciones, no nos hubiera enseñado a orar en el Padre Nuestro, con las palabras: “No nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal (del maligno)” (Mateo 6, 13).

Pero si él está con nosotros, ya somos vencedores, como nos enseñó el apóstol Pablo: ¿Qué diremos después de todo esto? Si Dios está con nosotros, ¿quién estará contra nosotros?” (Romanos 8, 31).

Pero aun así no debemos bajar la guardia, ya que Jesús sigue advirtiéndonos a los “Simones Pedros” de hoy:Simón, Simón, mira que Satanás ha pedido poder para zarandearlos como el trigo, pero yo he rogado por ti, para que no te falte la fe. Y tú, después que hayas vuelto, confirma a tus hermanos".” (Lucas 22, 31-32).

Al igual que hace más de dos mil años, ante la confirmación del amor de Pedro que se reencontró con el amor de Jesús (Juan 21, 15-17), el apóstol volvió a recuperar el gozo y las fuerzas de seguir y servir al Maestro, también en la actualidad hay sacerdotes que vuelven a recuperar el fervor y la motivación del llamado de Dios.  Y este regresar suele darse con mayor madurez, unción, gozo y entrega.

Algunas de las mayores alegrías en mi vida sacerdotal, han sido cuando en consonancia con el carisma del Venerable padre Bruno Lanteri, fundador de mi Congregación, Oblatos de la Virgen María, he podido colaborar de diversas maneras, en que algunos sacerdotes del Señor recuperarán la alegría que surge de la fuerza motivadora de haber puesto la propia vida en las manos del Señor.

Yo creo sinceramente que ya está pasando para la gran mayoría de los sacerdotes la crisis llamada “postconciliar”, y otras crisis que han sido catalogadas con diferentes nombres.  Y que todo lo sufrido en los últimos decenios puede aportarnos una nueva luz, madurez y fervor. 

Así como quienes “huelen” la lluvia que se aproxima, yo “huelo” que está llegando a nuestra amada Iglesia una renovación sacerdotal y una nueva primavera de vocaciones, más concientes que en el pasado, de lo que significa entregar la vida a Cristo.  

Esta conciencia surge de la comprensión de que entregar en la vida religiosa o en el sacerdocio la vida a Cristo, no es un viaje de primavera por florecidas campiñas, sino parte de un combate espiritual que exige el seguir  muriendo cada día a nosotros mismos y abrazar con alegría la cruz del Señor, en el servicio a nuestros hermanos.

Oración Intercesora
 “Dime cuanto oras por tu sacerdote y te diré que clase de sacerdote tienes”

Este Rosario quiere ser una simple guía para hacer una oración de intercesión, ya que los católicos creemos en el poder de orar los unos por los otros, tal como afirma Santiago cuando dice: “oren los unos por los otros, para ser curados. La oración perseverante del justo es poderosa.” (Santiago 5, 16).

El arzobispo de la Arcuidiócesis de Buenos Aires, el Cardenal Jorge Mario Bergoglio, cuando uno se despide de él suele decir: “oren por mi”, o “reza por mi”, reafirmando la necesidad que también tienen los obispos, al igual que tenemos los religiosos y los sacerdotes, de que oren por nosotros.

Con frecuencia, después de que he predicado un retiro espiritual en el cual ha habido mucho combate espiritual, o a continuación de haber celebrado una misa para orar por los enfermos y afligidos, en donde se han dado liberaciones y el Señor ha realizado sanaciones, yo suelo pedirle a algunos servidores que oren por mí.  Y les aseguro que enseguida puedo comenzar a experimentar el efecto restaurador de tal oración.

Un autor anónimo, al escribir sobre la oración de Intercesión, dijo:

Hay un lugar dónde usted puede tocar los ojos de hombres ciegos y cambiarlos instantáneamente en visión perfecta;
¡Hay un lugar dónde usted puede decir “Levántese!”, a los cautivos agonizantes, atados en cadenas de noche.
Hay un lugar dónde usted puede alcanzar el depósito de oro acumulado y librarlo para el Señor;
Hay un lugar en alguna tierra distante, donde usted puede enviar el obrero y la Palabra;
Hay un lugar dónde el poder resistente del cielo sensiblemente se mueve a causa de su súplica insistente;
Hay un lugar - una hora secreta silenciosa - donde el propio Dios desciende y lucha por usted.
¿Dónde está ese lugar secreto?
¿Usted pregunta dónde?
¡Oh alma, es el lugar secreto de la oración!

Ten presente la promesa que Jesús nos ha hecho, cuando dijo: Pidan y se les dará; busquen y encontrarán; llamen y se les abrirá. Porque todo el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que llama, se le abrirá.” (Mateo 7, 7-8).

Confía en el poder que Dios ha querido darle a tu oración.  Con ella permites que sucedan cosas positivas por la intervención directa de Dios.

Si hay algo que no te gusta de tu párroco, religiosos o laicos conocidos, no lo solucionarás con la crítica, el chisme o la queja, o alejándote de la Iglesia.  Así solo le estarás dando gusto a satanás.  Comienza a orar con la confianza puesta en Dios y en María; pide para ti el don de la misericordia y  el verdadero amor meditando 1º Corintios 13; si Dios muestra una ocasión favorable dialoga con esa persona; ten gestos efectivos de amor concreto; y recuerda que todos nosotros necesitamos que el Señor nos quite la viga del propio ojo, antes de censurar la paja del ojo ajeno (cf. Mateo 7, 3).

Yo creo que el Señor sabe recompensar a quienes dan de beber por medio de la intercesión a sus hijos dilectos, ya que el mismo Jesús lo prometió cuando dijo: “Les aseguro que no quedará sin recompensa el que les dé de beber un vaso con agua por el hecho de que ustedes pertenecen a Cristo.” (Marcos 9, 41)

Y también, según la versión de san Mateo:

“Les aseguro que cualquiera que dé de beber, aunque sólo sea un vaso de agua fresca, a uno de estos pequeños por ser mi discípulo, no quedará sin recompensa". (Mateo 10, 42).

Recién en la eternidad, junto a Dios, sabrás cuantas veces diste de beber por medio de la oración de intercesión y de los gestos concretos de amor y de desinteresada colaboración hacia tus sacerdotes, consagrados y Obispos.  Entonces Jesús te mirará a los ojos y de sus labios seguramente escucharás decir: “'Vengan, benditos de mi Padre, y reciban en herencia el Reino que les fue preparado desde el comienzo del mundo, porque tuve hambre, y ustedes me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber” (Mateo 25, 34-35)

Los Sacerdotes somos esos hombres[2]

ESOS HOMBRES que subimos solos a los altares y bajamos con todos a la calle y a las plazas.
ESOS HOMBRES que, para algunos, somos los que siempre tenemos razón. Y que, para otros, somos los que tenemos la culpa de todo.
ESOS HOMBRES Y, en realidad, no somos más que … ESOS HOMBRES.
SOMOS ESOS HOMBRES que nos metemos en un lío descomunal de querer continuar nada menos que la obra de Cristo y …claro, tantas veces lo hacemos mal..
Porque no somos más que ESOS HOMBRES.
SOMOS ESOS HOMBRES que queremos pedirles perdón a los cristianos, a todos los hombres, por lo mal que manejamos las enormes y estupendas cosas de Dios…
Que les pedimos que tengan un poco de paciencia con nosotros, y que recen mucho hoy y siempre, pero especialmente hoy, por nosotros.
PORQUE NO SOMOS MAS QUE…ESOS HOMBRES.

“Si existen buenas ovejas habrá también buenos pastores, pues de entre las buenas ovejas salen buenos pastores.”
San Agustín
Sermón 46

1º Misterio
En este Misterio oramos por todos los Obispos de nuestra Iglesia Católica

"Estos son tus padres y verdaderos pastores, que te fundaron para que te insertaras en el reino celestial"
San León Magno (Sermo I in Nat. App Petri et Pauli, c I: PL 54, 422).

Del Documento  sobre los Obispos
“Pastores Gregis” de Juan Pablo II

“Los Pastores de la grey son conscientes de que, en el cumplimiento de su ministerio de Obispos, cuentan con una gracia divina especial. En el Pontifical Romano, durante la solemne oración de ordenación, el Obispo ordenante principal, después de invocar la efusión del Espíritu que gobierna y guía, repite las palabras del antiguo texto de la Tradición Apostólica: «Padre Santo, tú que conoces los corazones, concede a este servidor tuyo, a quien elegiste para el episcopado, que sea un buen pastor de tu santa grey».  Sigue cumpliéndose así la voluntad del Señor Jesús, el Pastor eterno, que envió a los Apóstoles como Él fue enviado por el Padre (cf. Jn 20, 21), y ha querido que sus sucesores, es decir los Obispos, fueran los pastores de su Iglesia hasta el fin de los siglos.”

Hay en España necesidad pastoral al postaborto desde la Iglesia y frutos de sanación que el Señor nos está regalando


Responsable del Proyecto Raquel habla del posaborto

VICENTE LUIS GARCÍA | Dar vida y salvar vidas, material y espiritualmente. Así se resume el leitmotiv de María José Mansilla, madre de dos hijos y promotora de la implantación en España del Proyecto Raquel, que lucha contra el aborto desde una estructura eclesial.

Durante el tiempo en que atendía mujeres embarazadas con problemas en su quehacer diario, profundizó en la «dimensión social y espiritual» del aborto, lo que le llevó a contactar con el Movimiento Pro Vida. De entre los casos que conoció, hubo uno que marcó su futuro: «Era una chica a la que iban a realizar un aborto y lo justificaban por la enfermedad que padecía y que los médicos argumentaban que era incompartible con el embarazo».

Esa enfermedad era la PTI (púrpura trombocitopénica idiopática), la misma que padece María José, madre de dos criaturas. Su inmediata reacción fue: «Yo tengo que hablar con esa chica y decirle que la están engañando, que aquí están mis hijos para demostrarlo».

Tiempo más tarde y de la mano de Esperanza Puente, de Red Madre, María José se implicó más en Pro Vida y comenzó su labor como ‘rescatadora’: “Tomé conciencia de que toda esta labor, sin Dios, se quedaba muy coja. Si Dios no sana sus heridas y ella no se encuentra con la misericordia y el perdón de Dios, la labor psicológica no es suficiente”.

Atención pastoral

«Ahora –afirma– soy cada vez más consciente de la necesidad que hay en España de la atención pastoral al postaborto desde la Iglesia y también de los maravillosos frutos de sanación que el Señor nos está regalando. Realmente, estas mujeres vuelven a la vida.»

Un dato significativo: «Ninguna mujer me ha dicho: ‘No quiero tener al niño’. Siempre dicen: ‘No puedo’. Por otro lado, tampoco he conocido a nadie que se haya arrepentido de dar a luz a una nueva criatura y, sin embargo, a diario recibo a personas destrozadas por no haberlo tenido».



Proyecto Raquel ayuda en el post aborto

Abra para leeer el artículo completo



domingo, septiembre 04, 2011

Ven ¡quedas limpio! Get clean

Más que limpios, hijos muy amados. Lo encontré en En todos los medios que a su vez lo tomó de Análisis y actualidad. Gracias a ellos




viernes, febrero 04, 2011

Credo en inglés y español para colorear





jueves, febrero 03, 2011

Un niño rompe el protocolo y sube a saludar al Papa

.


¡Quién fuera niño!

La población más religiosa es una población en la que la caridad y el voluntariado es más fuerte

Hermanas de la Caridad en colombia


A ateos agresivos como Richard Dawkins y Christopher Hitchens, y a los que lo permiten los medios de comunicación les gusta afirmar que la religión es "peligrosa", que se propaga el prejuicio y la conduce a la división de la sociedad.

La religión puede tener estos efectos, al igual que otras ideologías y filosofías, incluyendo el ateísmo, pero hay mucha evidencia para derribar esas informaciones. Por ejemplo, un informe que publicó en 2008, escrito por la profesora Patricia Casey se basa en que muchos estudios muestran los beneficios de salud mental y física de la religión. En el campo de la educación, las escuelas católicas, tanto aquí como en el Reino Unido han demostrado ser causa de cohesión no de división.

 Sabemos, también que las personas religiosas tienden a dar más de su tiempo y dinero que los no religiosos. En un reciente artículo del Wall Street Journal, el profesor Robert Putnam (de  Bowling Alone fame) y sus co-autor del show de David Campbell, que las personas más religiosas en los Estados Unidos regalan en promedio 3.000 dólares a la caridad de cada año, en comparación con 1,000 por los menos religiosos.

Esto a pesar del hecho de que las personas religiosas tienden a tener un poco menos dinero que los no religiosos. Cuando el ingreso se tiene en cuenta, los más religiosos son cuatro veces tan generosos como los menos religiosos.

En su nuevo libro, "American Grace: How Religion Divides and Unites Us", Campbell y Putnam anotan que en 2006, el 80 por ciento de los estadounidenses informaron de que habían hecho una contribución de caridad en el año anterior. Pero la gente religiosa contribuido más que otros.

Añaden: "los estadounidenses, dos tercios dijeron que dieron dinero a la caridad en el año anterior. Eso es un número impresionante, pero palidece al lado del 94% más religiosos que afirmaron haber realizado una donación de caridad.

 "Encontramos el mismo patrón cuando examinamos cómo las personas dan mucho. En promedio, los de la mayoría de los religiosos  donan 3.000 dólares al año. Los más laico quintos dan aproximadamente  1,000. La historia es la misma si tenemos en cuenta las donaciones caritativas como una fracción de los ingresos familiares: Con esta medida, los estadounidenses religiosos son cuatro veces más generosos, incluso cuando son un poco menos ricos que los estadounidenses secular.

"No es imputable a alguna otra característica demográfica comunes a los estadounidenses religiosos. Estos resultados se mantienen incluso después de que representa una amplia gama de otros factores conocidos que influyen en las donaciones de caridad, tales como ingresos, edad, educación, estado civil, género y raza."

En otras palabras, las personas religiosas en general, son más benéficas.

Lo que estas cifras indican es que una población más religiosa es una población en la que la caridad y el voluntariado es más fuerte, no más débil. La religión es una expresión de la cohesión social y la solidaridad. Seguramente es la ausencia de estas cualidades lo que constituye un "peligro"?


lunes, enero 31, 2011

Padre ¿me confiesa?

.

¡Un tren es un buen sitio para tantas cosas buenas!




martes, enero 25, 2011

La película de tu vida



Nuestra vida transcurre como una película de Hollywood. ¿Tendrá la tuya un happy end?

domingo, enero 23, 2011

Testimonio de Rosa Cruz, sin piernas y sin brazos pero con alegría




Lo suyo no es resignación. No. Es otra cosa. Es una postura esperanzada ante el suplicio. Tanto, que hasta parece feliz. Y yo creo que lo es, aunque uno no lo entienda, la verdad. Lo delata su mirada apacible y esa sonrisa de complicidad y ternura. Pero, sobre todo, alegre, muy alegre. Viéndola, uno sólo encuentra motivos para la desesperación.

Se llama Rosalía Cruz y acaban de cortarle manos y pies. Su dependencia es total. Insoportable y latosa, por más buen humor que se le ponga. Sin embargo, parecería que no va con ella. Ni siquiera le parece una limitación. Definitivamente la alegría cura. Se la ve serena. Pero sobre todo, como digo, alegre, muy alegre. ¡Qué digo! Se la ve feliz:

«Se puede llegar a donde yo quiero sin manos y sin pies. Para amar, que es lo que a mí me importa, lo que hace falta es cabeza y corazón y eso lo tengo entero», me responde cuando le confieso que yo, así, ni podría ni querría vivir. Pone los pelos de punta la capacidad de esta mujer para levantar la vida. Para crear contento y entusiasmo a su alrededor. Rosa ha dedicado todas sus energías, desde que tenía 19 años, a atender a los demás como numeraria auxiliar del Opus Dei y ahora, como premio a esa entrega, la Divina Providencia -a la que uno no acaba de entender nunca- la coloca ante semejante trance. Pero ella, «alegre aún en la áspera suerte», que diría Stevenson, es capaz de convertir este horror en una ocasión de servir; en un un reto.

Es evidente que esta salmantina de 67 años sabe a quien debe la vida. A quien hay que invocar en la dicha y en la desdicha. Pero, aún así, aún así, no es explicable cómo se puede transformar este espanto en ración de paraíso. Se lo planteo a Rosa, retenida en una cama convertida en cárcel. ¿Por qué todo esto?. «Bueno, por de pronto, porque Dios lo quiere. Es una parte de la vida», me responde con una sonrisa de esas suyas de oreja a oreja. Y añade: «la mayor riqueza es nuestra alma, y basta ella sóla para llenarnos de felicidad». En conclusión, que no está mal, verdad, que nos recuerden de vez en cuando que la vida es maravillosa, por más cuesta arriba que se ponga. Y nos muestren esa otra alegría que hay detrás del sudor, detrás del dolor. ¡Qué suerte que haya gente feliz como Rosa Cruz! Son mujeres como ésta las que sostienen el mundo. ¿Verdad que sí?

Jesús Fonseca





viernes, enero 21, 2011

Protagonista de milagro atribuido a Juan Pablo II revela detalles de su curación





La religiosa francesa Marie Simon Pierre reveló detalles inéditos del milagro que permitirá la beatificación del Papa Juan Pablo II el próximo 1 de mayo, como el hecho de experimentar un deseo incontenible de rezar solo momentos antes de descubrir que fue curada del mal de Parkinson, enfermedad que padeció Karol Wojtyla.


En una entrevista concedida el 14 de enero a la cadena francesa KTOtv y a la cadena italiana RAI Vaticano, la religiosa relata que "el 2 de junio de 2005 fue el día de mi curación. Ese día por la mañana yo estaba completamente impedida y ya no podía más".

"Pensé en buscar a Sor Marie (superiora de su comunidad) para pedirle mi dimisión, dejar de brindar mi servicio en la maternidad donde trabajaba con muchas personas a mi cargo. Me sentía muy pesada y me dije: es necesario que pare, que deje el servicio. Yo no puedo hacer que esto deje de avanzar, no es posible".
El pedido de la hermana Marie Simon Pierre fue rechazado con amabilidad y a cambio su superiora le propuso pedir la gracia de su curación a  Juan Pablo II

Cuando esto sucedió, "sentimos por un buen momento un gran cambio en su oficina, diría que una gran paz, una paz muy grande y una gran serenidad, me sentía muy apacible, ella también".
En ese momento, le pidió escribir el nombre de Juan Pablo II en un papel. El avance del Parkinson había afectado su brazo izquierdo y sufría de intensos temblores. Su superiora le propuso escribir con la mano derecha. "Le dije que no podía porque mi mano derecha también se ponía a temblar, pero ella insistió: 'sí puedes, sí puedes'".

Escribió algo ilegible pero pensó que de repente "ocurre un milagro si es que creo".

"Me fui y seguí con mi servicio. Esa noche seguí la jornada como de costumbre con la comida comunitaria, luego un poco más de servicio y después la oración nocturna en la capilla".  Al regresar a su cuarto, la hermana Marie Simon-Pierre se obligó a escribir y se llevó una gran sorpresa al ver que en ese momento sí pudo hacerlo bien.

Pasó una noche tranquila y durmió bien, sin el insomnio habitual que presentaba por el dolor del Parkinson. A las 4:30 de la madrugada del 3 de junio despertó sintiendo que "ya no era la misma. Había una alegría interior y una gran paz; y luego me sorprendí mucho por los gestos de mi cuerpo".
Al mismo tiempo despertó en ella "un gran deseo de rezar. A esa hora no tenía autorización para rezar, pero recé".
Rezó frente al tabernáculo del oratorio de la maternidad "siempre con una alegría muy profunda" meditando además los misterios luminosos del Papa Juan Pablo II. A las 6:00 a.m. su comunidad asistía a la Eucaristía, así que se dirigió del oratorio a la capilla.
En ese trayecto "me di cuenta de que mi brazo izquierdo ya no se quedaba inmóvil al caminar sino que se balanceaba normalmente. En la Eucaristía tuve la certeza de que estaba curada".


sábado, enero 15, 2011

Entrevista con el Hermano Jean Pierre, superviviente de los asesinatos de Thibirine,


En 1996, la comunidad de monjes trapenses del monasterio de Thibirine (Argelia) sufrió el ataque de varios fundamentalistas islámicos. Secuestraron a siete hermanos, y pocos días después, los decapitaron. Mañana se estrena la película De dioses y hombres, que reconstruye aquellos sucesos. Hemos entrevistado a uno de los supervivientes de aquel martirio, el Hermano Jean Pierre Schümacher, quien hoy es uno de los monjes trapenses de la comunidad de Nuestra Señora del Atlas (Marruecos)

Actor que da vida al Hno Jean Pierre
¿Dónde estaba usted cuando pasó todo?            
Estaba en la puerta. Era  el portero y responsable de la puerta principal. Ellos entraron por la puerta de abajo, cogieron al guardia del monasterio y le obligaron a llevarlos a todos a las celdas de los Hermanos.


¿Cómo era su vida antes de los asesinatos?
Éramos una comunidad contemplativa. Teníamos poca vida social, trabajábamos en el campo y en la huerta. Teníamos un Hermano médico, muy mayor, que llevaba un pequeño dispensario. Celebrábamos los oficios…

¿Cómo era su relación con los musulmanes que vivían aquí?
Había gente que vivía en casas alrededor de nosotros; estábamos en la montaña y las relaciones con ellos eran muy buenas, muy fraternales. Éramos como una familia. El monasterio era de clausura, pero había un portero que recibía a la gente. Asistíamos a actos religiosos y entierros, lo que quería la gente. Teníamos muy buenas relaciones con ellos.
En nuestra comunidad, el Prior nos daba una exhortación todos los días; nos hablaba de la Regla de san Benito, nuestro fundador. Había otro Hermano encargado de la liturgia, de las oraciones y los cantos. Otro se ocupaba del trabajo. Teníamos una pequeña asociación para cultivar la huerta junto a cuatro padres de familia que trabajaban con nosotros. Cada uno tenía un pequeño terreno asignado y vendía sus productos. Al final del año, repartíamos los beneficios. Era una bonita forma de vivir juntos formando una familia. No hablábamos mucho de religión, pero teníamos entre nosotros muy buenas relaciones y, a través de ellos, nos comunicábamos con sus familias.

¿Había musulmanes fundamentalistas en su entorno?
No creo que los hubiera alrededor de nosotros, entre nuestro vecindario... Pero estábamos en plena montaña y la montaña estaba ocupada por los islamistas. Por eso estábamos indefensos.

Cuando se volvió la situación peligrosa, ¿por qué no se fueron? 
Porque escogimos estar allí, de acuerdo con nuestra comunidad de origen en Francia. Escogimos estar con ellos y compartir su vida... Ésa era nuestra vocación. Para aprender a conocer a la gente, hay que vivir entre ellos y compartir su vida. Ir hacia Dios, guardando nuestra propia religión. Era nuestra vocación. Además, el peligro era el mismo tanto para nuestros vecinos como para nosotros. Al quedarse con nosotros, se sentían seguros. Éramos como un matrimonio: vivíamos juntos para lo bueno y para lo malo.


El padre Christian, su Superior, antes de morir, se refirió a su asesino comomi amigo del último minuto. ¿Siguen siendo los islamistas sus amigos hoy?
Lo que había era una buena relación entre cristianos y musulmanes. Si hay una dificultad entre diferentes culturas y religiones es porque no nos conocemos bastante. Cuando nos conocemos mutuamente, somos como hermanos.

¿Y rezan todavía por ellos, por los asesinos?
Sí, rezo para que el espíritu de Dios actúe en ellos. Para que evolucionen hacia la fraternidad universal; para que, a pesar de las diferencias entre las religiones, las nacionalidades y las culturas, aprendamos a conocernos y a ayudarnos mutuamente.

¿Cree que tiene sentido ser un mártir hoy?
¿Pregunta si deseo, si quiero ser mártir? No, para nada. Estamos aquí para vivir con la gente y no para ser asesinados.

¿Cree que es posible perdonar?
Claro que hay que perdonar. Dios nos pide amarnos los unos a los otros. Al leer el testamento del padre Christian, nuestro Prior, verá cómo termina, va muy lejos: perdonando al que le ha matado.

¿Qué le ha parecido la película De dioses y hombres?
Me ha gustado muchísimo. Expresa muy bien el mensaje de lo que hemos vivido.

M.M.L. y J.L.V.D-M.



Traducción: Linita y Jorge Farnié



jueves, enero 13, 2011

Harambee: 5 proyectos para 2011

Harambee: 5 proyectos para 2011



Harambee, la asociación que promueve la educación en África que surgió de la canonización de san Josemaría, promoverá 5 nuevos proyectos en el año que comienza



jueves, enero 06, 2011

La visita del Papa al Hospital Gemelli

Massimo Introvigne


En la tarde del 5 de enero Benedicto XVI visitó el Hospital Gemelli de Roma, donde fue atendido su predecesor, el venerado Papa Juan Pablo II. El Papa, que se reunió con los niños del Centro Pediátrico y dio a cada uno un regalo, quería visita se centró en dos departamentos: el Instituto Científico Internacional "Pablo VI" para la investigación, diagnóstico y tratamiento de la esterilidad conyugal y el Centro para el cuidado de los niños con espina bífida. La decisión indica que el Papa ha llamado "el compromiso de servir a la vida" de los hospitales católicos y la Iglesia, Benedicto XVI quería fomentar.

La visita al Centro para el cuidado de los niños con espina bífida tiene un significado especial. Se sabe que estos niños se encuentran entre las primeras víctimas del aborto causado por el diagnóstico prenatal. Según la Federación Internacional de Espina Bífida, el ochenta por ciento de los niños que son diagnosticados con este trastorno en Europa son abortados. Pierre Mertens, presidente de la Federación y el padre de un niño con espina bífida que murió a los once años por una intervención quirúrgica, dijo en una entrevista que el problema es cultural y reside en una concepción falsa de la calidad de vida.  "El médico le dice a los padres: Su hijo tiene un problema, usted puede elegir.

Pero la información médica proporcionada sobre la discapacidad son siempre de signo negativo y a menudo falsos: con espina bífida, por ejemplo, dicen que su existencia no vale la pena vivir, que sufrirán para siempre, que no reconocen a sus padres. Conozco octogenarios con espina bífida: En la universidad y con graduación, también hubo un ministro con esta enfermedad. El problema, entonces, proviene de la definición de "calidad de vida." Por ejemplo, el gran director Jeffrey Tate nació con espina bífida y esto no le impidió llegar a la cima de su profesión difícil. Lo mismo sucede para muchos académicos.

Más no se trata solo del aborto. El famoso -o notorio- Protocolo de Groningen la eutanasia infantil en los Países Bajos permite la supresión de los niños con espina bífidade los que se espera una "baja calidad de la vida." Pero, ¿quién decide sobre la calidad de vida? Los padres son a menudo simplemente aterrorizados con información inexacta sobre la espina bífida. Según Mertens, "en los países donde se les da la información correcta a los padres sobre la enfermedad, el número de abortos disminuye. Nosotros, como Federación Internacional, tenemos un proyecto en curso en Australia con los médicos locales, y cuando se ha diagnosticado con espina bífida, los padresson informados por los médicos acerca de esta enfermedad. La asociación de pacientes contribuye con us apoyo. De este modo la mayoría de los padres deciden aceptar a los no nacidos."

La información médica correcta es ciertamente importante. El Papa visita a los niños enfermos con espina bífida en el Gemelli, y da una señal que llama a lo esencial. Cada criatura humana es querida y amada por Dios, y nadie puede reclamar el derecho a decidir que su vida es de segunda clase y que se pueda eliminar. "Dios - dijo el Papa a los niños de Gemelli - se hizo como un niño para decirles que está siempre a su lado y para decirnos a cada uno de nosotros que cada niño nos muestra su rostro."

Traducción propia




lunes, enero 03, 2011

La Casa de América acoge en Madrid el preestreno solidario de 'Sueños de Haití

El 12 de enero, a las 20:00 horas, en beneficio de los proyectos de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul en el país, que siguen alimentado la esperanza un año después de la tragedia.


Fila Cero. Número de cuenta. 0075 0001 89060 68 86830







REDACCIÓN HO.- El próximo miércoles, 12 de enero, a las 20:00 horas, se celebrará en la Casa de América en Madrid (Plaza de Cibeles, 2, Madrid) el preestreno del documental 'Sueños de Haití',dirigido por Miguel Ángel Tobías, dentro del acto solidario 'Homenaje a Haití. Un año después del terremoto', al cumplirse el primer aniversario del trágico terremoto que asoló el país.

Con este acto solidario se pretende recaudar fondos para ayudar al pueblo haitiano a través de los proyectos de las Hijas de la Caridad de San Vicente Paul en el país, y en concreto laconstrucción de un orfanato. Para quienes no puedan asistir, se ha habilitado una fila cero:

  • Hijas de la Caridad de san Vicente Paúl
  • Número de cuenta. 0075 0001 89060 68 86830

El documental 'Sueños de Haití', producido por Acca Media, muestra el ejemplo de lucha de los supervivientes a la catástrofe, destacando en un logrado retrato humano su capacidad de superación y sus esperanzas.

En el acto, que presentará Cristina Vilaplana, directora de Comunicación de Acca Media, intervendrá junto a Tobías la embajadora de Haití en España, Yolotte Azor-Charles, así como una representante de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul.

Más datos:

  • Teléfono: 648 038 285 (Acca Media)
  • E-mail: suenosdehaiti@gmail.com
  • Se ruega confirmación de asistencia al acto, ante el aforo limitado